sábado, 19 de junio de 2010

SÁBADO: IMÁGENES

La orden de san Lázaro ha tenido la deferencia de hacer llegar al correo del blog las imágenes que hoy se exponen. Fueron tomadas durante la ceremonia de presentación al apóstol en la catedral de Santiago, de la que se dio cumplida noticia hace unas semanas.

Precederán a las instantáneas breves textos aclaratorios:

Su beatitud Gregorios III junto a la duquesa de Brissac y Ron Hendrix, recién llegados a Santiago:Salutación de don Joaquin Cayuela, caballero lazarista, ocultado parcialmente por la sede episcopal en la que aparecen las armas, no muy ortodoxas, del actual arzobispo de Santiago:Aspecto de la catedral durante la celebración de la Misa del Peregrino:El gran maestre y los jefes de jurisdicción:Doña María Rosa Rodrigo, dama lazarista, fiscal del gran priorato de España:Grupo de damas y caballeros lazaristas posando ante una fachada lateral de la catedral, entre los que se reconoce al gran maestre de la orden, el marqués consorte de Almazán, portando una bengala, y a algún viejo amigo de este espacio virtual.

viernes, 18 de junio de 2010

BLOG DE HERÁLDICA CATALANA

Una nueva espacie habita el mundo virtual de las páginas dedicadas a la heráldica y ciencias afines: El blog de heráldica catalana.

Su autor, don Javier de Cruïlles de Peratallada Vidal, a quien he tenido el honor de conocer a través de recados electrónicos, es caballero del Real cuerpo de la nobleza catalana. Sus armas exhiben un elegante sembrado:Redactado en castellano con periodicidad diaria, su visita regular es obligada toda vez que los artículos que van poblando el nuevo blog manifiestan evidente ciencia y corrección. La dirección electrónica es la que sigue: http://heraldicacatalana.blogspot.com/

La entrada que sirvió de presentación es modelo de declaración de intenciones. Me permito reproducirla en su integridad:


BLOG DE HERÁLDICA CATALANA

Por Javier Cruïlles de Peratallada Vidal


Este blog nace con la voluntad de mostrar, a todo aquel que le interese, la heráldica catalana.

No hay que olvidar que Cataluña, por su pasado histórico, tiene unas peculiaridades propias que la diferencian de otros territorios, tanto peninsulares como europeos. Y la heráldica no es ajena a estas diferencias.

Quiero recordar a los posibles lectores, que esto no es un blog político ni se intenta hacer apología de nada. Simplemente se pone de manifiesto un hecho objetivo que toda persona con una mínima cultura y sensibilidad puede entender. No quiero, y menos en los tiempos que corren, que este blog pueda ser utilizado ni interpretado como una herramienta para la consecución de determinados fines políticos. Nada más lejos de la realidad. Igual que un extremeño puede hacer un blog sobre heráldica extremeña y un asturiano sobre heráldica asturiana, sin que ello implique absolutamente nada que no sea dar a conocer la ciencia heroica de su comunidad, yo hago este para intentar acercar la realidad heráldica catalana a quien le pueda interesar.

Las entradas se centrarán en armerías y temas relacionados con la heráldica en Cataluña y los territorios de lo que antiguamente fue la Corona de Aragón, por las vinculaciones históricas de dichos territorios entre ellos. Intentaré también ir introduciendo pequeñas biografías sobre personajes históricos y cualquier otra cosa que crea que pueda ser interesante para el lector, siempre desde el punto de vista de la heráldica, como fotos, cursos, conferencias, links, bibliografía etc. No obstante, esto no será impedimento para tratar temas de nivel nacional o de cualquier otra región o comunidad o país o nación o ciudad autónoma española.

Por cierto, este blog se escribe en castellano para intentar llegar al máximo de gente posible, no obstante, si alguien quiere dejar algún comentario o dirigirse a mí, que no dude en hacerlo en el idioma que más le apetezca.

Muchas gracias.

jueves, 17 de junio de 2010

MONUMENTO HERÁLDICO EN ÚBEDA

Llegados a los postres de una de las tertulias heráldicas en las que tengo el honor de participar, acompañado del marqués de Utrera y del barón de Sórvigo, surgió el asunto de los monumentos que adornan la geografía patria. En particular aquellos basados en las figuras que se disponen sobre las armerías municipales.

En tal sentido hoy se llama su atención, improbable lector, sobre un monumento de la ciudad jienense de Úbeda inspirado en sus propias armas: de gules, una corona real antigua de oro. Bordura de plata con doce leones gules.Siguiendo a Argote de Molina, la explicación histórica de estas elegantes armerías hace alusión a dos motivos:

La corona, que es la real antigua, fue concedida como símbolo de realengo por el soberano de Castilla y León don Enrique II, primer monarca de la dinastía Trastámara. Pretendía con ello poner de manifiesto la ausencia de noble señor que poseyera la ciudad más allá del propio rey.Los doce leones representan a los esforzados capitanes de mesnada ubetenses que protagonizaron, por orden del concejo de la ciudad, el sitio y posterior toma de la ciudad de Algeciras a los moros, entre los años 1342 y 1344.El monumento es un alarde de buen gusto. Presenta una columna rodeada en posición elevada por la corona. Bajo ella se disponen los doce leones rampantes, afrontados dos a dos.Se trata, desde todo punto de vista, de una hermosa alegoría que hace recordar a la ciudad el honor que se tributa a sus héroes, proponiéndolos como ejemplo de valentía y entrega para sus habitantes.

miércoles, 16 de junio de 2010

CORONAS

Remite mensaje don José Antonio Padilla Solano, I barón de la Bahía de Cartagena, del reino del Maestrazgo, aclarando algunos extremos relativos a la reciente entrada titulada timbres. Las que siguen son sus armas y sus palabras:Querido amigo José Juan:

Quiero agradecerte que, de cuando en cuando, dediques alguna entrada de tu blog a los humildes y olvidados adornos exteriores. Ciertamente he disfrutado mucho la lectura. No obstante quiero recordarte que sí conoces la misteriosa corona que te resulta tan extraña en tu entrada:Es más, siendo comandante del Ejército del Aire y diplomado en heráldica militar, te diría que ha de resultarte incluso familiar.Verás, como sabes, los romanos eran muy dados a recompensar a sus héroes militares con coronas. Algunas de ellas son:

-La Corona Triunfal: Para el general victorioso que entraba triunfante en Roma. Primero fue de hojas de laurel, pero más tarde fue hecha de oro, aunque representando hojas de laurel.

-La Corona Cívica o Corona Civil: Para recompensar al soldado romano que había salvado la vida a otro en una acción de guerra. Era una corona hecha con ramas de encina.

-La Corona Gramínea o Corona Obsidional: La que se daba al que hacía levantar el sitio de una ciudad o plaza cercada por los enemigos. Era hecha con ramas y hojas de gramíneas o grama, de ahí su nombre.

- La Corona Vallar o Corona Castrense: Se concedía al soldado que, venciendo los obstáculos, entraba primero en el campo enemigo. Estaba formada por un cerco de oro adornado con varias estacas que representaban una valla.Algunos heraldistas confunden la corona vallar con la Natalicia, si bien es cierto que la segunda deriva de la primera. -La Corona Mural: Ya te hablé de ella en una entrada que tuviste la gentileza de publicarme, ya que timbra el escudo de mi queridísima patria chica por un hecho único en la Historia. Era concedida al soldado romano que era el primero en subir y tomar el muro de una ciudad. Consistía en un cerco de oro adornado con torres y murallas.-Corona Naval: Premio militar concedido al soldado romano que era el primero en abordar una nave enemiga. Era un cerco de oro con piedras preciosas adornado con popas y velas de barcos. También existe la versión en la que además de popas y velas, hay proas de barcos, pero mucho menos usada que la anterior.
Existían más coronas romanas, como la olímpica, etc... pero no viene al caso.

Retomando el tema de nuestra misteriosa corona, hemos de girar la vista hacia el norte, más concretamente a otro Reino donde cuidan y miman la heráldica. No es otro que la otrora pérfida Albión, enemiga tradicional del Reino de España y que nos ha hecho la puñeta siempre que ha podido, aunque hoy día el Reino Unido es nuestro querido y fiel aliado. En aquellas tierras decidieron usar las coronas romanas en su heráldica militar. Recordarás aquellas fotos que hice en mi visita al Maritime Museum de Londres (
http://blogdeheraldica.blogspot.com/2009/08/londres-ii.html ) donde se aprecia que sus unidades de la Royal Navy timbran sus escudos con la corona naval.

El problema es que cuando empezaron a diseñar escudos para su Royal Air Force, se toparon con que los romanos no tenían una corona para premiar a sus soldados de las fuerzas aéreas al no existir estas. Es entonces cuando decidieron dar un paso adelante y crear una nueva corona, basada en la idea de las romanas, la llamada "Corona Astral" ("astral coronet" en inglés).
Como puedes comprobar, el diseño es del todo acertado con las alas y las estrellas.Si volvemos a observar el escudo, y una vez que sabemos el origen de la corona astral, podemos observar la cimera que ha elegido este armígero, que no es otra que un halcón.Fijémonos también en los lambrequines de azur y plata, que a mí personalmente me recuerdan bastante al color azul del cielo con el color blanco de las nubes.En el segundo cuartel tenemos lo que parece una constelación. Soy totalmente lego en astronomía, pero por la forma, y a falta de 2 estrellas, podría parecer la Osa Mayor o la Osa Menor.

El casco, dibujado con mayor o menor fortuna, en mi opinión es más probable que sea un casco de piloto de las fuerzas aéreas a que sea un casco de piloto de carreras de coches.
Si sumamos dos y dos, podemos llegar a la conclusión de que el hombre que eligió para sí esas armas sirvió en las fuerzas aéreas de alguna nación, muy probablemente, angloparlante.

Espero que esto haya servido para resolver el misterio de la corona de marras.

Un abrazo,

José Antonio Padilla

martes, 15 de junio de 2010

ESCRITORES

No tiene nada de sorprendente que un obispo redacte un libro. Al contrario, es habitual que no solo los obispos, sino en general las personas consagradas dediquen sus ratos de ocio a redactar reflexivos documentos analizando aspectos diversos del amplio abanico de ciencias eclesiásticas.

Pero lo que sí es sorprendente es que un prelado salte a la fama por escribir novelas de ciencia ficción.El pequeño pueblo norteamericano de Earlville, en Illinois, habitado por menos de dos mil personas, cuenta con el privilegio de haber servido de cuna para dos afamados escritores. Sorprendentemente además, amigos desde la niñez.Gary K. Lobo es el autor de la novela ¿Quién censuró a Roger Rabbit?, en la que se basó la exitosa película ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, ganadora de cuatro premios llamados oscar de la academia norteamericana de cine.John J. Myers es el V arzobispo de Newark, en Nueva Jersey. Posee un doctorado en derecho canónico y ha publicado varios documentos relativos a esa materia así como sobre temas teológicos y pastorales.

Ambos individuos, que no han dejado caer en el olvido su amistad desde la infancia, publicaron en 2008 una novela conjunta, Space vulture, que se podría traducir como Espacio buitre, cuya base argumental permite clasificarla como ciencia ficción. Esta es su portada:En la fotografía que sigue el arzobispo Myers troca su mitra episcopal por un casco de astronauta sobre el que se advierte su escudo.Las armas del arzobispo son las que siguen:Cumpliendo la tradición anglosajona, el primer cuartel del partido es el correspondiente a las armas de la diócesis sobre la que ejerce su ministerio pastoral, Newark, de Nueva Jersey. Estas armerías se basan en las de la ciudad inglesa homónima, adaptadas para reflejar motivos católicos: Tres fajas ondeadas de azur sobre campo de plata. Jefe de gules con un creciente de plata, que representa la advocación mariana de la Inmaculada concepción, acostado de dos tréboles de plata, para significar la herencia irlandesa de la ciudad.Las armas escogidas por el arzobispo Myers, el segundo cuartel de su escudo, expone un campo de sinople, que quiere denotar su ascendencia igualmente irlandesa. Una cabeza de águila de oro, nimbada de lo mismo, recuerda su nombre propio, Juan. Ejemplo heráldico del que en España tenemos memoria histórica tan reciente en el anterior modelo de escudo nacional.Se añaden a las armas del arzobispo Myers dos crecientes de plata colocados en faja, en jefe, que representan, al igual que en el primer cuartel, a María Santísima; y un bezante de plata, en punta, que señala la perla de gran precio que Mateo, en el capítulo doce de su evangelio, pone en boca del Maestro como analogía con el Reino.

lunes, 14 de junio de 2010

EL XV MARQUÉS DE FUENTE EL SOL

Con regularidad quincenal, cuando no semanalmente, se celebra en un restaurante de la calle Lope de Vega, de Madrid, lo que se ha dado en llamar la tertulia heráldica. Tertulia poblada por el marqués de Utrera, el barón de Sórvigo y quien suscribe, como habituales; a los que se suman invariablemente algunos otros expertos en estas materias nuestras. Tertulia de la que se extraen una buena parte, no solo de las de las noticias, sino de los temas de los más sesudos artículos con los que le aburro, improbable lector.Hace un par de meses, llegados ya a los postres y anunciando que este blog volvía a ser retomado, los insignes heraldistas con los que tenía el honor de compartir mesa y mantel, los asiduos, junto a don José Antonio Padilla Solano que se había desplazado desde Cartagena, se comprometieron a redactar algunas líneas para aliviar la carga de la redacción.Lo que sigue es el primer fruto de aquel final de tertulia: Hoy se propone, improbable lector, un interesante documento para conmemorar que tal día como hoy, 14 de junio, en 1952, hace ya cincuenta y ocho años, fallecía el eminente prócer a quien se dedica este artículo.


EL GRATO RECUERDO DEL XV MARQUÉS DE FUENTE EL SOL

Por
Jose Antonio Padilla Solano

Don José María de la Figuera y Calín, XV Marqués de Fuente el Sol, fue un hombre de muy grato recuerdo para la ciudad de Cartagena. Es por ello que cuenta con dos calles dedicadas a su persona: una en Los Gabatos, entre la avenida de San Juan Bosco y Río Sil; y otra en La Aljorra, donde se halla la Torre Calín (propiedad que heredó el Marqués).

Escudo del Marqués de Fuente el Sol:Su padre fue Don José María de la Figuera y de la Cerda, XIV Marqués de Fuente el Sol (Valencia 1.880 – Cartagena 1.936). Su madre fue Doña Antonia Calín Conesa, mujer de muy rica familia. Como muestra del poder económico de Doña Antonia, baste decir que heredó de su padre, D. Isidoro Calín, (entre otras propiedades) una suntuosa finca conocida como la Torre Calín por la monumental torre en ella erigida.

Foto de la Torre Calín:De su familia materna, Doña Antonia recibió de su abuelo D. Pedro Conesa un regalo que muy pocas niñas suelen tener: una casa de muñecas de tamaño real.

Foto del Castillito:Este palacete conocido como el Castillito del Marqués de Fuente el Sol, fue construido entre 1.899 y 1.900 por el arquitecto Tomás Rico. El Castillito era utilizado por Doña Antonia cuando era niña como casa de juegos y también recibía en él a sus amiguitas. Más tarde, cuando Doña Antonia casó con el XV Marqués de Fuente el Sol en 1.903, hicieron de él su vivienda.

Foto del Castillito:Alguien escribió una vez de forma maliciosa que un enlace matrimonial entre una familia noble y una familia rica es como un combate de boxeo donde una parte va a por el título y la otra va a por la bolsa. Sin entrar en valoraciones, de lo que no cabe duda es de que el poder económico que obtuvo el Marquesado de Fuente el Sol tras el enlace fue tan alto que incluso ha pasado al folclore popular autóctono la expresión “que no eres hijo del Marqués de Fuente el Sol” utilizada para decirle a alguien presuntuoso que ponga los pies en la tierra.

Del matrimonio en 1.903 entre Don José María de la Figuera y de la Cerda y Doña Antonia Calín Conesa nació Don José María de la Figuera y Calín, XV Marqués de Fuente el Sol (Cartagena 1.906 – Cartagena 1.952).

El marqués era un hombre socialmente muy activo y polifacético. Por un lado, destaca su interés por la naútica, ya que estudió Ingeniería Naval y fue presidente del Real Club de Regatas de Cartagena.

Foto del Real Club de Regatas:A pesar de sus estudios técnicos, se dedicó activamente a la política, llegando a ser alcalde de la ciudad.

Foto del Ayuntamiento:Hombre de profundo sentido religioso, también dedicó gran parte de su vida a la Semana Santa de Cartagena, fiesta declarada de Interés Turístico Internacional y que destaca por su solemnidad y marcialidad. Fue hermano mayor de la Pontificia, Real e ilustre Cofradía de Ntro. Padre Jesús en el Paso del Prendimiento (Cofradía California).

Escudo de la Cofradía California:El marqués se casó con Doña María del Carmen López y Casal, con la que tuvo seis hijos: María, María del Carmen, María Cristina, José María (XVI Marqués de Fuente el Sol), Marita, y Alfredo Antonio (VI Marqués de la Laguna de Camero Viejo).

En 1.988, María del Carmen López y Casal, ya como marquesa viuda, vendió la finca del Castillito a una constructora, salvo el palacete, que lo cedió gratuitamente al Ayuntamiento. Actualmente, el Castillito se encuentra en fase de remodelación interior para albergar una comisaría de policía local. Espero que la “remodelación” sea respetuosa con el interior original, aunque el hecho de que lo quieran dedicar a comisaría y no a edificio turístico me hace temer lo peor.