viernes, 29 de febrero de 2008

HERALDICA Y OPUS DEI


La afición a esta ciencia ¿o es arte?, ¿o es un arte que tiene algo de ciencia?, ¿o una ciencia que permite que le influya el arte?...; decía que la afición a esta ciencia la debo en buena medida al Opus Dei. Mis padres son miembros de esa prelatura. Desde pequeño me llevaron por centros y aun sigo yendo.
De hecho, tengo pendiente para el sábado siguiente a Semana Santa, una conferencia en un centro de jóvenes de aproximadamente una hora sobre el escudo nacional y un baño general de la situación actual de la heráldica. El encargo me ha llegado de un compañero de clase del colegio, hoy sacerdote de la prelatura, don Francisco de Borja Dantart. La primera entrada que coloqué en este diario fue precisamente sobre las armas del Opus Dei. Y es que siempre me llamó la atención el cuidado que tenían en escoger un escudo para cada centro, para cada casa de convivencias, para cada oratorio. Todo muy elaborado y con muy buen gusto. Adjunto, lamentablemente las fotografías son de una calidad terrible, el escudo de una gran casa de convivencias que existe en Jerez de la Frontera, denominada Pozoalbero y la razón del porqué de su nombre y la evidencia de que su escudo es parlante. De igual forma se dispone a continuación la puerta de entrada al edificio principal de Molinoviejo, finca también dedicada a convivencias, con prueba de su propósito parlante. Por último se añade fotografía, que ya se había mostrado en otra ocasión, relativa al oratorio de un centro situado en una calle importante de Madrid, con un despliegue heráldico fabuloso, relativo a Colegios Mayores de la Prelatura: